La vía rápida del millonario es un libro escrito por MJ DeMarco que presenta un enfoque diferente para construir riqueza.

En lugar de seguir el camino convencional de trabajar duro, ahorrar dinero y esperar décadas para retirarse, DeMarco propone una "vía rápida" que involucra emprendimiento, innovación y un enfoque en crear valor para los demás.

En este resumen completo, se presentan las ideas clave del libro de manera fácil de leer y se destacan los conceptos más importantes.

¿Qué es la riqueza?

La verdadera riqueza tiene su origen en tres puntos fundamentales:

  • Familia (relaciones): relaciones familiares sólidas y profundas.
  • Fitness (salud): vitalidad, pasión y energía sin límites.
  • Libertad (elección): poder perseguir tus sueños y hacer lo que te gusta.

El viaje hacia la riqueza

La riqueza no es un acontecimiento, sino un viaje.

La hoja de ruta hacia la riqueza se compone de cuatro puntos clave:

  1. Tu hoja de ruta: es la fuerza que guía las decisiones que tomas.
  2. Tu vehículo: eres tú mismo, nadie puede conducir por ti a tu destino.
  3. Tus carreteras: son los caminos financieros que conducen a la riqueza. Puedes ser ingeniero, fontanero, dueño de negocio, etc.
  4. Tu velocidad: tu capacidad para pasar de la idea a la ejecución.

Hay tres vías hacia la riqueza

  • La acera (pobreza).
  • La vía lenta (mediocridad).
  • La vía rápida (riqueza).

La acera

La acera es el camino más transitado en nuestra sociedad.

El "peatón" siempre está a un paso de quedarse sin trabajo y sin casa, de arruinarse y volver a vivir en su antigua habitación en casa de sus padres.

Los peatones están atrapados en un estilo de vida que se caracteriza por una necesidad urgente e insaciable de auto gratificación.

Mentalidad de la acera:

  • Percepción de la deuda: el crédito me permite comprar cosas ahora. ¡Lo que quiero, lo consigo ahora mismo!
  • Percepción del tiempo: tengo tiempo suficiente y de todas formas podría morirme en dos semanas.
  • Percepción de la educación: terminé de estudiar cuando me gradué, no tengo necesidad de aprender más.
  • Percepción del dinero: si tengo dinero, tengo que enseñarlo.
  • Principal fuente de ingresos: lo que más me pague, a eso voy.
  • Acelerador primario de riqueza: suerte.
  • Percepción de la riqueza: gana el que tiene más objetos materiales.
  • Destino: vivo el hoy y no me preocupa el mañana.
  • Responsabilidad y control: tengo mentalidad de víctima.
  • Percepción de la vida: la vida es demasiado corta para planear nada.

La vía lenta

La vía lenta implica sacrificar el hoy por un mañana mejor.

Si estás en la vía lenta, te han adoctrinado con ideas como conseguir un trabajo, ahorrar el 10% del sueldo e invertir en fondos indexados. Ya disfrutarás del dinero cuando te jubiles.

La mentalidad de la vía lenta:

  • Percepción de la deuda: la deuda es mala.
  • Percepción del tiempo: el tiempo es abundante y lo puedo cambiar por más dinero.
  • Percepción de la educación: la educación es importante porque me ayuda a ganar más dinero.
  • Percepción del dinero: tengo que contar todos y cada uno de los euros porque el dinero es escaso.
  • Principal fuente de ingresos: mi trabajo.
  • Principal acelerador de riqueza: interés compuesto.
  • Percepción de la riqueza: ahorros y fondos indexados.
  • Destino: jubilación cómoda al final de la vida.
  • Responsabilidad y control: trabajar para mantener a mi familia confiando en que a mi empleador, al gobierno y a la bolsa le vaya bien.
  • Percepción de la vida: tengo que conformarme con menos y renunciar a mis sueños.

La ecuación de la riqueza de la vía lenta se parece a esto:

Riqueza = (Fuente principal de ingresos: Trabajo) + (Acelerador de riqueza: Inversiones)

Cuando estás en la vía lenta, cambias tu vida por un sueldo

La vía rápida

La vía rápida empieza cuando dejas de pensar como consumidor y lo haces como creador.

La mentalidad de la vía rápida:

  • Percepción de la deuda: la deuda es útil ya que me permite hacer crecer mi negocio.
  • Percepción del tiempo: el tiempo es mucho más importante que el dinero.
  • Percepción de la educación: aprender es importante para crecer
  • Percepción del dinero: el dinero está en todas partes. Es un reflejo del valor que creo.
  • Principal fuente de ingresos: negocios e inversiones.
  • Acelerador primario de riqueza: crear algo de la nada.
  • Percepción de la riqueza: crear negocios para tener ingresos y para que se revaloricen sus activos.
  • Destino: toda una vida de ingresos pasivos. La vida es lo que yo hago de ella. Sólo yo puedo elegir cómo reaccionar ante las circunstancias.
  • Percepción de la vida: merece la pena perseguir los sueños por descabellados que sean.
La vía rápida es un modelo de negocio, mientras que la vía lenta es un trabajo

La ecuación de la riqueza de la vía rápida se parece a esto:

Riqueza = Beneficio neto + Valor de los activos

Valor de los activos = (Beneficio neto) X (Multiplicador del sector)

Los 5 árboles de dinero

  • Sistemas de alquiler (activos): ingresos mensuales recurrentes.
  • Sistemas informáticos (software): servicios escalables con muy poco coste marginal.
  • Sistemas de contenidos (contenidos): impactar a millones de personas mediante libros, blogs y contenido en redes sociales.
  • Sistemas de distribución (logística): sistemas que trasladan productos a las masas.
  • Sistemas de recursos humanos (empleados): personas trabajan para tu empresa.
💡
Este concepto es similar al pensamiento de Naval Ravikant, que dice que las fortunas provienen de 3 formas de apalancamiento: capital, personas y los productos sin coste marginal (software y contenidos).

Los cinco mandamientos de un negocio de la vía rápida (CENTS)

  1. Control: tu modelo de negocio debe de estar en una posición que dependa lo mínimo de terceros negocios, o estarás a merced de otro.
  2. Entrada: a medida que las barreras de entrada de un negocio caen o disminuyen, la eficacia de ese modelo de negocio disminuye. Para superar una barreras de entrada débil, se necesita ser excepcional.
  3. Necesidad: tu modelo de negocio debe satisfacer las necesidades de las personas. No persigas el dinero. Más bien, mira cómo tu empresa puede ayudar a otras personas.
  4. Tiempo: tu modelo de negocio debe de no depender de tu tiempo.
  5. Escalabilidad: tu modelo de negocio debe de poder aumentar la escala y la magnitud.

La verdadera ley de la riqueza

La ley del impacto: cuantas más vidas afectes en una entidad que controlas más rico te vuelves.

Para explotar la ley del impacto, tu negocio tiene que causar un impacto de escala o magnitud (o ambas).

BENEFICIO NETO = Unidades Vendidas (Escala) X Beneficio Unitario (Magnitud)

Tu vehículo hacia la riqueza

Para alcanzar la vía rápida, necesitas un vehículo bien engrasado y preparado, y ese vehículo eres tú. Tú eres el responsable de hacer el viaje.

El éxito no se compone de una sola decisión, sino de cientos de ellas.

Las ideas no son nada sin la ejecución.

La ejecución divide a los ganadores de los perdedores
Compartir este artículo